Se mantiene la presión asistencial en el Virgen de la Concha

Las últimas cifras de la pandemia en Zamora hablan de un descenso de la incidencia en la provincia. Un descenso muy tímido, pero descenso al fin y al cabo.

Una reducción de la incidencia que se ha prolongado durante toda la semana y que poco a poco se traduce en cifras. Si ayer la incidencia por cada 100.000 habitantes a siete días era de 1.876, este viernes este parámetro se reduce hasta 1.781.

Un descenso que no se traduce en la estadística de referencia, la de 14 días por cada 100.000 habitantes, que si ayer era de 3.765 casos, este viernes sube hasta 3.950 casos.

Se mantienen los descensos del índice de contagiosidad, que si ayer estaba en 0,89, este viernes baja hasta el 0,85.

La presión asistencial se mantiene alta, pero estable, con 51 pacientes ingresados en planta y un infectado en la UCI.