La Confederación Nacional de Autoescuelas ofrece información útil para viajar de forma segura por carretera

A pocas horas del comienzo oficial de las vacaciones de Semana Santa, los afortunados que aprovechan estas fechas para viajar tienen todo dispuesto para disfrutar de un merecido descanso. El itinerario a seguir, el alojamiento, los lugares emblemáticos a visitar…Sin embargo, en ocasiones pasamos por alto lo más importante. «Si tenemos previstos desplazamientos por carretera, no debemos olvidar dedicar un tiempo a revisar el vehículo y a garantizar el buen estado del conductor», tal y como explica el director de Formación de la Fundación de la Confederación Nacional de Autoescuelas (FCNAE), Roberto Ramos, que también recomienda consultar las previsiones meteorológicas antes de ponernos en ruta.

Precisamente, coincidiendo con la primera operación salida del viernes, y primer fin de semana de vacaciones de Pascua, llegará la inestabilidad. La lluvia será más notable en el norte desde Galicia, pasando por el Cantábrico hasta el norte de Cataluña y Baleares.

En cualquier circunstancia, un fallo de los frenos, problemas en la iluminación o el reventón de un neumático pueden ser situaciones fatales. Aunque, sin duda, «lo peor sería un siniestro totalmente evitable» con previsión y un sencillo chequeo del vehículo, señala el experto.

Antes de partir debemos asegurar también las buenas condiciones del conductor. Ponerse a los mandos de un vehículo alrededor de tres o cuatro horas, incluso más, supone una responsabilidad que implica no sólo al conductor y sus acompañantes, sino también al resto de usuarios de la vía. Y, en este sentido, conviene recordar que más del 90% de las causas de los siniestros viales están asociadas al factor humano.

FCNAE hace especial hincapié en aumentar la distancia de seguridad. Hablamos de un factor un poco «olvidado» pero con elevada presencia en los siniestros de tráfico. Habitualmente los conductores dejan el hueco que corresponde a un par de turismos, aproximadamente, de separación frontal. «El reto sería dejar, usando las mismas referencias de medida, tres o cuatro vehículos».

«Pese a que puede parecer un factor de poca relevancia a la hora de evitar un accidente, lo cierto es que tiene una relación directa muy alta. Aumentando la distancia de seguridad se reduciría un 25% de los siniestros y, en caso de producirse, como el vehículo habría empezado a frenar o esquivar mucho antes, la energía del impacto sería mucho menor; se rebajaría en torno a un 50%», apunta Ramos.

CLAVES PARA EL CONDUCTOR

Cuando se pone al volante el conductor debe estar descansado. Si toma medicamentos tiene que asegurarse de que éstos no van a interferir en la conducción y, en caso de duda, deberá consultar al médico o al farmacéutico. Asimismo, se aconseja usar ropa cómoda y evitar las prisas para no provocar situaciones de estrés. Tampoco puede olvidar tener unas gafas de sol a mano para evitar deslumbramientos.

Como es obligatorio disponer de toda la documentación necesaria en vigor, resulta muy recomendable descargar la aplicación de la Dirección General de Tráfico MiDGT con acceso a toda la documentación, saldo de puntos y fechas de próximas ITV. A efectos legales, la app cumple la misma función que portar la documentación física.

Si vamos a viajar con niños se deben programar más paradas y, preferiblemente, en sitios de juegos y separados de la circulación como áreas de descanso, estaciones de servicio o incluso localidades donde poder estacionar y descansar tranquilamente. El hecho de que los niños vayan entretenidos es importante, sobre todo, para que no interfieran en la atención del conductor.

Respecto a la carga del vehículo, debemos situar el equipaje principalmente en el maletero y evitar llevar objetos con cierto peso sueltos dentro del vehículo. Recordemos que, en caso de accidente con fuerte deceleración, un objeto de tan sólo 3 kilogramos genera fuerzas equivalentes superiores a 100 kg.

La mascota debe viajar sujeta con arnés al cinturón de seguridad, o bien, en un transportín sujeto a los cinturones del vehículo. Si el asiento trasero va libre, sin ningún ocupante, y el maletero va cargado, se aconseja abrochar los cinturones traseros. De esta forma, en caso de colisión se evitará que el equipaje pueda invadir violentamente el habitáculo.

PUESTA A PUNTO DEL VEHÍCULO

En cuanto a los neumáticos, conviene revisar la presión una o dos veces al mes. Como en el viaje de Semana Santa se prevé aumentar la carga del vehículo y prolongar el tiempo de rodaje a alta velocidad será vital que la presión esté adaptada a esta circunstancia. Para ello, con los neumáticos fríos, comprobaremos la presión para situarla en la que nos indique el fabricante.

También se recomienda comprobar que todos los elementos luminosos del vehículo funcionan  y, especialmente, que el alumbrado de cruce está bien reglado con el objetivo de ver el máximo posible pero sin deslumbrar a ningún usuario de la vía.

Revisar los limpiaparabrisas y comprobar si hay líquido en el lavaparabrisas es otra de las tareas previas al inicio de la ruta. Del mismo modo, chequear los niveles del motor siempre que estén a nuestro alcance y visibles.

Importante también es comprobar el nivel de aceite. En caso de no tener indicador en el cuadro de mandos, para hacerlo en el motor, el vehículo debe estar parado y sobre un terreno llano y horizontal. Se empleará la varilla de medición para comprobar que el nivel de aceite está entre el mínimo y el máximo, siempre siendo mejor cuanto más cerca del máximo. Si tuviéramos que añadir aceite, respetaremos el que nos recomienda el fabricante en su índice SAE, es decir, si lleva un 5W-40 será éste el que utilicemos.

Otro nivel importante es el de líquido refrigerante. Éste habitualmente no aparece reflejado en el cuadro de mandos. El motor debe estar completamente frío y el nivel debe estar entre el mínimo y el máximo. Si fuera necesario reponerlo utilizaremos líquido refrigerante evitando añadir sólo agua del grifo.

Por último, se aconseja un vistazo al resto de niveles de líquido de freno y de líquido hidráulico, siempre comprobando que estén por encima del mínimo. En caso de dudas sobre este mantenimiento básico o en el supuesto de que exista simplemente la sospecha de alguna posible avería, no habría que iniciar el viaje sin antes haber llevado el vehículo a un taller y ponerlo en manos de un profesional.

SOBRE FUNDACIÓN CNAE

La Fundación CNAE es una institución que nace en 2007 en el seno de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), aglutinando a 55 asociaciones provinciales y locales, con la finalidad de trabajar en la prevención de los siniestros viales y para optimizar la formación y la sensibilización en materia de riesgos viales.

Otro de sus objetivos es transmitir al conjunto de los ciudadanos la importancia de una movilidad segura y sostenible, así como fomentar el reconocimiento de la labor docente y la importancia social de las autoescuelas y sus profesionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí