La feria abrirá sus puertas el sábado a las diez de la mañana y será obligatorio el uso de mascarilla para entrar

Todo está casi listo en Ifeza para acoger la primera feria tras el parón obligatorio provocado por la pandemia del Covid 19. El recinto ferial se estrenará este año 2020 con la celebración a partir del sábado del primer Mercado de Ajo, una feria impulsada por Caja Rural que pretende sustituir a la feria que todos los años se celebraba en el marco de las fiestas de San Pedro.

114 expositores llevaran sus ajos este fin de semana a un recinto ferial que ya se ha preparado para cumplir con las normas higiénico sanitarias que exige la ‘nueva normalidad’.

Fuentesaúco con 18 expositores será la localidad que más ‘ajeros’ aportará al mercado, seguida de El Maderal y Villabuena del Puente con 12 y Bóveda de Toro con 11.

Tras el correspondiente sorteo, el puesto número 1 a correspondo al ajero de El Maderal, Benito González.

Los expositores estarán separados para guardar la distancia social y unas vallas delimitarán las zonas por las que podrán pasar los visitantes al mercado, que obligatoriamente tendrán que cubrir un recorrido marcado por la organización con entrada y salida diferenciadas.

Como ha explicado esta mañana el responsable del instituto ferial, Raúl Macías, las restricciones impuestas para la celebración de ferias hace que por ahora solo se puedan organizar pequeños encuentros como el Mercado del Ajo, que se celebrará en el exterior del recinto.

Si una normativa clara que especifique cómo y cuándo se podrán organizar ferias de grandes dimensiones, toda la actividad de Ifeza quedará limitada al menos lo que resta de años a pequeños actos promocionales como el de este fin de semana.

La primera gran feria a celebrar en Ifeza está previsto que se celebre a finales de enero, momento en el que Zamora cogerá la Feria Hispano Lusa de la Industria Musical, a la que está previsto que asistan más de 200 empresas y público de todo el país.