El alcalde de Toro manda un emotivo mensaje a sus vecinos

Este viernes 28 de agosto, día de San Agustín, sería el día grande en Toro. Una fiesta que este año, como todas, se ha suspendido debido a la pandemia. Una fecha especial que el alcalde de Toro, Tomás del Bien, ha querido recordar de la siguiente manera:

28 de agosto. A esta hora un año normal, la Banda de Toro La Lira estaría ya asomando por la calle de San Antón para venirme a buscar. Oiríamos a lo lejos la marcha alegre de Diana Floreada y los aplausos de la gente a su paso. Mis hijas ya estarían todo emocionadas porque la banda viene hasta su casa a buscar a papá en un día de alegría inmensa.

En el camino hacia la Plaza Mayor veríamos la algarabía de la ciudad en su día grande, el día del titular de nuestras fiestas San Agustín. Almorzaríamos junto a los músicos bromeando, contando anécdotas de la vida, de las fiestas, y muchos tendrían cara de «a ver si llego a casa». Luego toda la corporación iríamos a la iglesia de San Julián a la misa.

Eso en un año normal, pero como sabemos no lo es. Vamos a decir que es especial. Ni mejor ni peor. El que nos ha tocado vivir este año de pandemia.

El Alcalde ha recordado a sus vecinos que la misa en honor a San Agustín se celebrará a las 12:00 en San Julián con aforo limitado, por lo que se ha decidido que solo acuda un miembro de cada grupo político y así dejar más espacio “del poco disponible para los que deseéis ir a misa”.

Además, este año San Agustín lucirá morada, lazo de difuntos y la medalla de Alcalde. “Todo ello en señal de recuerdo y reconocimiento a los difuntos por este maldito virus que tanto nos ha quitado, que tanto nos sigue quitando. También agradecemos a todos los que tanto han trabajado para que esta época que vivimos sea menos mala”, señala del Bien quien finaliza pidiendo que hoy que se celebra San Agustín “en nuestro fuero interno y tomemos aire para los años venideros” “¡Viva San Agustín! ¡Viva Toro! ¡Viva la vida!”.