La Junta Local de Seguridad activa el protocolo para controlar la seguridad vial y prevenir delitos

Toro espera al menos duplicar su población durante los días centrales de Semana Santa. El alcalde de la localidad, Tomás del Bien, señala que desde el Domingo de Ramos se nota un movimiento significativo en la ciudad, aunque es sobre todo «de consumo interno», de los propios toresanos que disfrutan de las primeras celebraciones. Será sobre todo desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección cuando  el movimiento sea mayor.

Con ese planteamiento se ha reunido este miércoles la Junta Local de Seguridad, con la participación de la Subdelegación del Gobierno, el Ayuntamiento de Toro, la Policía Local y la Guardia Civil.

El subdelegado Ángel Blanco, reconoce que preocupa especialmente la seguridad vial en la zona durante estos días porque Toro actúa en cierta medida como «dormitorio» para aliviar la falta de plazas hoteleras en la capital zamorana durante los días centrales de Semana Santa  y eso genera también un mayor número de desplazamientos en las carreteras.

Pero también, los cuerpos y fuerzas de seguridad estarán pendientes de otro tipo de delitos como los robos con fuerza en viviendas y comercios, que han preocupado de forma especial a los toresanos durante los últimos meses.