Correspondiente al partido de ida de la final del play off disputado en la Ciudad Deportiva de Zamora

Alineación Zamora Rugby Club: Socio, Drago, Estévez, Mole, Rojo, Albarrán, Cuñado, Tyson, Saúl, Juanillo, Isco, Mario, Sola, Justin y Melgui. Entraron como suplentes: Polo y Cuco. Y finalmente, sin jugar: Isma, Randy, Zama.

El partido comenzó con muchas ganas por parte del Zamora Rugby Club, y a los 8′ llegaría la recompensa con el primer posado de Albarrán en la línea de marca visitante, tras saque a la mano de un golpe de castigo en 5 metros, donde Sola, siguiendo el ABC del rugby, fijó al contrario y le dio un pase franco a Albarrán para que ensayara sin oposición en la esquina. No hubo transformación por lo que el marcador se quedó en 5-0 para los locales.

El Rugby Ávila Club se veía impotente para frenar tanto a la delantera como a los tres cuartos zamoranos. El ZRC era claro dominador del choque ofreciendo los mejores momentos de rugby de la temporada, impresionante la continuidad que se le daba al oval tanto en delantera como en línea con preciosas descargas en cada jugada.

El único debe en el ZRC era que cometían demasiados golpes de castigo, y al final, el árbitro mostró la primera amarilla a Isco en el minuto 23. Con 14 sobre el campo, el Ávila lograba equilibrar la contienda, aunque sería Juanillo quien anotaría un golpe de castigo desde casi el medio campo para dejar un 8-0 en el minuto 33 para el ZRC. Tres puntos que serían contestados por el RAC tras convertir otro golpe en el minuto 36 y así anotar los primeros puntos para el equipo visitante y dejar un 8-3 en el marcador.

Parecía que los dos equipos se irían al descanso con este marcador, pero todo dio un vuelco con dos ensayos de Mario en tres minutos. El primero de ellos, tras salida de melé en medio campo, buenos pases entre los tres cuartos y Mario se zafa de tres contrarios para ensayar finalmente solo. Y la segunda marca, muy similar a la primera, salvo que Mario encontró el intervalo rápidamente, se coló, y fue nuevamente solo hasta la zona de ensayo.

No hubo transformación en ninguno de los dos ensayos y con 18-3 -que hacía más que justicia a lo acontecido en el campo- el árbitro pitaba el descanso.

La segunda parte no empezó bien para los Carneros pues en el minuto 3 vería una nueva tarjeta amarilla por anti juego. Nuevamente al ZRC le tocaba luchar con un jugador menos. Y como no puede ser de otra forma, el Ávila se aprovecharía de su ventaja numérica para anotar su primer ensayo en el minuto 5, tras meter en línea de 5 a los zamoranos, provocar varios golpes de castigo sacados todos a la mano donde finalmente la delantera abulense logra la marca -sin transformación- para dejar un tanteador de 18-8.

La segunda parte ya no era tan eléctrica para los zamoranos como lo fue la primera, bien por el desgaste físico bien por las dos inferioridades numéricas que habían sufrido, por lo que Ávila disfrutaba algo más de la posesión pero sin llegar a inquietar la marca zamorana.

Pero Juanillo, en otra transformación soberbia de un golpe de castigo a unos 40 metros, volvía a poner tierra de por medio en el minuto 25 para dejar a los locales con un 21-8.

Los golpes de castigo cometidos por los Carneros no cesaban -en gran medida fueron los que permitieron mantener vivo al Rugby Ávila Club en el partido- y Tyson sería sancionado con tarjeta roja (más que discutida) por juego sucio en el minuto 30. Otro varapalo para el ZRC pues los últimos diez minutos los pasaría sin su número 8. El ZRC replegó filas, y se dedicó a mantener la posesión y atacar con cabeza mediante picks and go para que el tiempo fuera transcurriendo lo más rápido posible.

En los prolegómenos finales, nuevamente Juanillo convertiría un golpe desde 22, y el RAC, al filo del final conseguiría su segundo ensayo tras una jugada de línea para dejar un tanteador final de 24-13 para el Zamora Rugby Club.

Y como colofón, una vez terminado el pasillo de rigor entre los dos equipos, diversos integrantes de la Escuela de Rugby bajaron al campo para departir junto a los jugadores locales (ese mismo fin de semana la Escuela acudió a la concentración de Arroyo junto a las escuelas de Ávila y Salamanca).

En resumen, muy buena y trabajada victoria de los Carneros -teniendo en cuenta que estuvieron en inferioridad numérica durante más de media hora del partido- que le acerca aún más a acariciar el séptimo puesto final en la liga regional. El partido de vuelta en Ávila se celebrará el día 2 de abril.