La víctima llegó a llamar por teléfono a su madre pidiendo auxilio

Tres mastines y dos perros de carea parecen ser los responsables del ataque mortal a una joven de 27 años de Roales del Pan mientras paseaba este lunes por un camino situado entre su pueblo y La Hiniesta.

Según fuentes de la investigación, la joven en el momento del ataque iba hablando por teléfono con su madre, por lo que llegó a pedir auxilio segundos antes de ser atacada por los perros.

El padre de la joven, al parecer, fue el primero en llegar al lugar del suceso y el encargado de dar la llamada de auxilio a los servicios de emergencias, que nada pudieron hacer por salvar a la joven salvo certificar su fallecimiento en el lugar de los hechos.

El subdelegado del Gobierno ha confirmado este lunes que los perros están en cuarentena  y que la Guardia Civil ha abierto diligencias para investigar lo ocurrido.

El alcalde de Roales, David García Montes, ha mostrado esta tarde su consternación por los hechos y ha anunciado que el Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial.

García Montes ha asegurado que la joven era muy querida en el pueblo y que la noticia ha causado un profundo impacto entre los vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí