Debut con triunfo para el Recoletas Zamora en esta segunda aventura en la Liga Challenge

Las naranjas se midieron al Domusa Teknik vasco, que puso las cosas muy difíciles, especialmente en la primera parte, y que fue en ventaja durante la friolera de 39 minutos y medio de partido.

Para este primer duelo oficial, Ricardo Vasconcelos apostó por Adrijana Knezevic, Isa Latorre, Nneka Ezeigbo, Vicky Llorente e Irene Lahuerta como quintento incial. Las naranjas no salieron nada cómodas a pista, erráticas en ataque y muy endebles en defensa. Tanto es así que Domusa Teknik logró ponerse con un parcial de 11-0 en los primeros impases del encuentro. Las locales Alazne Lizundia y Ana Faussurier cogieron la manija en el primer cuarto, que finalizó con un 21-13 para las vascas.

El segundo cuarto no dejó una imagen distinta a la del primer acto. Las zamoranas crecieron en defensa, cediendo menos opciones de tiro al rival, pero tardaron en empezar a anotar. Nneka Ezeigbo se hizo grande debajo del aro e Irene Lahuerta afinó la muñeca desde la línea de tres para reducir la distancia a cinco puntos al descanso, llegando al tiempo de asueto con un 34-29.

Tras el descanso el Recoletas Zamora volvió a salir frío, algo que aprovechó Domusa Teknik para escaparse de nuevo, esta vez a 15 puntos de las zamoranas en los primeros minutos, tras un parcial de 12-2. Una circunstancia que obligó al técnico portugués a solicitar un tiempo muerto para aclarar las ideas. Y funcionó, porque las naranjas se desmelenaron en ataque y endosaron un 0-10 que volvía a meter en el partido a un Recoletas que se fue al descanso a solo 4 puntos de distancia.

En el último periodo, las naranjas metieron una marcha más. Lograron ponerse a un punto, siendo especialmente fuertes en el rebote ofensivo. Así, después de un último cuarto de mucha intensidad, el Recoletas logró tener ventaja en el marcador por primera vez en todo el partido a falta de 39 segundos, gracias a dos puntos desde el tiro de libre de Adrijana Knezevic. Cuando se había logrado lo más difícil, un tiro de tres de Juana Molina forzó la prórroga.

La prórroga comenzó igualada, pero un triple de Vicky Llorente logró poner la ventaja máxima, con 4 puntos de diferencia, para las de Vasconcelos en todo el encuentro. Una ventaja que se gestionó a la perfección, contemporizando bien los ataques, siendo fuertes en defensa e infalibles en el rebote ofensivo. En este escenario, Nneka Ezeigbo fue nombre propio, aportando 6 puntos e infinidad de recuperaciones debajo del aro. Al final, un 70-78 que permite al Recoletas sumar su primera victoria a base de fe, y que confirma las buenas sensaciones ofrecidas en pretemporada.