Se le impone la pena máxima para el delito intentado al no concurrir circunstancia agravante ni atenuante alguna

La Audiencia Provincial de Zamora ha condenado finalmente al ex jefe de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zamora, Alberto Vega, a una pena de un año de prisión y seis meses de multa a razón de 20 euros diarios por un delito de estafa en grado de tentativa.

En la sentencia se condena con idéntica pena a la administradora de la empresa que servía de testaferro para el cobro de las facturas, en este caso, Gema Neira y a la sociedad Romina Ekaitz.

Los magistrados imponen al funcionario del Ayuntamiento la pena máxima para este tipo de delitos, “dada la gravedad de los hechos, el daño al interés y la causa pública que se ha producido (aunque no sea evaluable económicamente en este caso concreto), la condición de funcionario público y las exigencias de valores éticos como la honestidad en el ejercicio de sus funciones, por la confianza que la Administración le otorga para que lleve a cabo su labor con estricta observancia de la legislación vigente en cada momento y sin realizar actos abusando de su función”.

En este caso, se condena al es jefe de Parques y Jardines por el intento de cobrar una factura fraudulenta por un importe de 3.500 euros por unas obras que finalmente o se realizaron en la plaza de Belén.

Hay que recordar que Vega está pendiente de ser enjuiciado por otras dos causas en los próximos meses, también relacionadas con ilícitos cometidos al frente de su área en el consistorio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí