El artista Carlos Adeva realiza en la casa parroquial del Espíritu Santo un homenaje a los hermanos

El artista Carlos Adeva está realizando un mural sobre la Hermandad del Espíritu Santo en el muro sur de la “Casa Parroquial” de la Parroquia del Espíritu Santo, anexa al muro de la iglesia.

Según informa la cofradía a través de sus redes sociales, la obra pretende ser un homenaje a todos los hermanos, conocidos en Zamora con el popular y cariñoso apelativo de “palomos” (por figurar en el escudo de la cofradía una paloma descendente símbolo del Espíritu Santo en Pentecostés), y a los vecinos del barrio, que llevan casi 50 años arropando a la cofradía.

Dada la ubicación de la casa y su titular, el proyecto cuenta con la aprobación de la parroquia, la Delegación Episcopal de Patrimonio, y tuvo que someterse al dictamen de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Zamora, que aprobó su ejecución en la sesión de agosto de 2023. “Se pretende que la imagen identifique perfectamente a la hermandad si bien de forma discreta, sin entrar en contradicción con el templo ni competir con él en cuanto a fuerza visual”.

El proyecto plasma la cabecera de la procesión penitencial que cada Viernes de Dolores se realiza hasta el atrio de la catedral.

El mural forma parte de los proyectos previos a la conmemoración del 50 aniversario de la Constitución Canónica de la Hermandad, que se cumple el próximo 12 de diciembre y que abrirán un año de jubileo y celebraciones.

En la obra puede verse la Cruz Guía (segunda que ha tenido la hermandad), regalada, en 1978, por la familia Alonso Luengo, acompañada por dos hermanos de farol que hacen la función de ciriales. Se trata de una cruz de inspiración románica, diseñada por José Alonso Luengo y tallada en madera por Julián Román Gonzalo «Alito».

“Pese a su cronología, relativamente reciente, se trata de una de las piezas más singulares y brillantes de la artesanía aplicada a la Semana Santa, y que en la procesión del Viernes de Dolores pasa un tanto desapercibida”.

El nuevo mural, costeado por el Ayuntamiento de Zamora, se integrará en el programa de muralismo urbano Zamora Variopinta, promovido por éste desde hace varios años y que ha ido configurando una ruta artística, con temáticas diversas y plurales por la ciudad a través de diferentes murales relacionados con el paisaje, la historia, cultura y tradiciones de nuestra ciudad y provincia.

No es la primera vez que la hermandad es objeto de una intervención artística de arte urbano, ya que en 2015 Alejandro Pérez Carbajal y David Sánchez Cobos “Land y Maker”, hicieron en la rúa de los Notarios, que forma parte del itinerario de la procesión del Viernes de Dolores, una obra con motivos iconográficos de ésta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí