default

La obra está basada en la escena del ‘Nacimiento’ del retablo de la Majestad

El Ayuntamiento de Zamora ha finalizado una nueva intervención de carácter artístico, situada en este caso en la Bajada de San Pablo.

La iniciativa nace a propuesta y en colaboración de la Asociación Belenista ‘La Morana’, con la intención de ser partícipes directos de la iniciativa muralista ‘Zamora Variopinta’.

La representación elegida, y ejecutada por el artista Carlos Adeva, está basada en la escena del ‘Nacimiento’ que preside la predela del retablo de la Majestad o de ‘la Calva’, situado en el lado del Evangelio en la Catedral de Zamora.

Este retablo con diseño plateresco, una de las joyas del renacimiento zamorano, fue tallado a partir de 1573 por Juan de Falcote, finalizándose su factura en 1586 con el remate de la magnífica obra de estofado y policromía a cargo de Juan de Durana y Alonso de Remesal con la ayuda de los plateros Antonio Rodríguez y Andrés Gil, según documenta Santiago Samaniego Hidalgo.

La rotundidad de los volúmenes y anatomías de las figuras representadas, así como la viveza del cromatismo y riqueza de las formas humanas y vegetales que despliegan las vestimentas, son enmarcadas arquitectónicamente con las molduras y trazas que circundan el tema navideño. Todo ello ha fraguado en este mural de Carlos Adeva una llamativa eclosión visual de color, reforzada con una clara sensación de profundidad, que captan con radiante armonía la luz de la amplia zona visual que preside y la atención del viandante en los diferentes tramos y alturas de calle que convergen donde antes tan sólo había una pared blanca vacía.

La elección de este motivo tan entrañable y navideño, obra señera del patrimonio artístico zamorano, no es casualidad, pues enmarcará a partir de ahora de una forma notablemente plástica, el acceso a la sede social de la Agrupación Belenista ‘La Morana’. Este conocido y prestigioso colectivo celebra en 2024 su veinticinco aniversario con la sociedad zamorana en el compromiso de la difusión y promoción de la tradición belenista llevando de la mano junto a este objetivo fundacional otras actividades que tienen la etnografía local como nexo común.

El belenismo está declarado Bien Inmaterial Cultural de Interés Municipal por acuerdo unánime del Pleno del Ayuntamiento de Zamora del 30 de abril de 2019 y fue declarado en 2022 Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España (BOE 15/06/2022 – Real Decreto 481/2022) destacando entre sus valores culturales, la contribución a la transmisión del conocimiento de la cultura popular, mostrando oficios tradicionales y modos de vida a veces ya desaparecidos, así como la preservación de oficios artesanales vinculados de forma directa a su propio desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí