Los rojiblancos volvieron a mostrar su capacidad de reacción y, gracias a los goles de Carlos Ramos y Adri Herrera, suman tres puntos fundamentales (2-1)

Raúl Nieto

El Zamora es otro. En absolutamente todas las facetas. Porque si hace unas semanas no dominaba, no mordía, no remataba, y sobre todo, no remontaba, hoy es todo lo contrario. El equipo de Yago Iglesias superó a un Unionistas mermado, pero que ofreció una imagen de equipo grande en el Ruta, pero que acabó sucumbiendo ante un equipo rojiblanco que gana credenciales para soñar con la permanencia.

Se preveían cambios en el once inicial, y tanto fue así, que el primero en entrar fue Jordán, el primer fichaje del mercado invernal. También entró Dani Espejo en el lateral izquierdo, y repitieron Xisco y Cordero como centrales, y Jorgín, Dani Hernández y Carlos Ramos en el trivote, y optó por tirar a Baselga a la derecha, para permitir a Adri Herrera en punta y Javi Navas en la derecha.

Y no le salió mal en absoluto el esquema. Porque el Zamora fue mejor, dominó, llegó y también remató, pero le falto el acierto ante la meta rival. Un acierto que sí tuvo Unionistas en la primera llegada con peligro, cuando Espina remató a la media vuelta un rechace de Jon Villanueva, que realizó una buena parada a tiro de Iñigo Muñoz. El Zamora, a diferencia de jornadas pasadas, y al igual que en Zorrilla, siguió metido en el partido. Adri Herrera primero, que se encontró con una mano prodigiosa del meta, y Javi Navas, casi a puerta vacía, la mandó rozando el poste, tuvieron las dos más claras del Zamora que mereció ir por delante al descanso.

La segunda parte fue guion opuesto. Unionistas salió mejor, y el Zamora resistía el arreón. Sin embargo, el Zamora forzó un córner en una jugada aislada. Jorgín sacó el guante que tiene en esa pierna izquierda, y Carlos Ramos, desde atrás, remató en área pequeña para llevar el empate al nuevo marcador del Ruta de la Plata. El 1-1 trajo un soplo de aire fresco, que se confirmó cuando Adri Herrera, disfrazándose de ratón de área, remató una falta lateral desde la derecha.

Con ventaja en el marcador, el Zamora supo sufrir las acometidas de un Unionistas que cayó de pie en el Ruta, pero que no pudo sumar ante un equipo de Yago Iglesias que volvió a remontar y se aferra a la permanencia. Los rojiblancos se quedan a un punto del Talavera, quien marca la permanencia, y que será el próximo rival de los zamoranos.