En estos momentos hay un ingresado de solo 58 años en la UCI del Virgen de la Concha

La situación en Zamora con respecto a la pandemia en estos momentos no es grave, pero “podría empeorar en cualquier momento”. Así lo ha asegurado esta mañana la delegada territorial, Clara San Damián, que una vez más ha hecho un llamamiento a la prudencia y ha pedido a la ciudadanía que adopte todas las medidas sanitarias de seguridad necesarias para evitar los contagios.

El temor, ha señalado, es que las reuniones familiares y las cenas de amigos de las próximas navidades desemboquen en una nueva ola de contagios. “La quinta panta del Virgen de la Concha ya está preparada por si hay que ingresar a nuevos pacientes”, ha señalado.

Por el momento, solo hay once ingresados en el Complejo Asistencial de Zamora, “y entre los ingresados hay vacunados y no vacunados”. Lo peor se vive en estos momentos en la UCI, donde “hay ingresado un paciente de solo 58 años”.

San Damián ha reiterado su petición de prudencia y ha advertido de los contagios que se pueden producir en las aglomeraciones de estos días. “Una cena en una peña de Benavente ha dejado ya una veintena de contagios”, ha señalado.