El Grupo Unicaja Banco registró un beneficio neto de 267 millones de euros a cierre de 2023, después de haber efectuado saneamientos en el conjunto del ejercicio por valor de 546 millones de euros, que permitirán continuar con la reducción acelerada de los activos improductivos y la mejora sustancial de la rentabilidad estructural.

Sin el impacto del nuevo gravamen temporal a la banca, que ascendió a 63,8 millones (computado íntegramente en el primer trimestre), el beneficio neto habría ascendido a 330 millones, un 19,0% más que a diciembre de 2022.

La contribución fiscal liquidada por el Grupo en 2023 ha ascendido a 461 millones de euros un 14% superior a la de 2023.

El resultado básico (suma de margen de intereses y comisiones menos gastos de explotación), principal indicador de rentabilidad del negocio típico bancario aumentó un 39,6% respecto al ejercicio anterior. Todos los márgenes se incrementaron durante el ejercicio. El margen de intereses creció el 26,1%, en el año, un 6,4% en el último trimestre, con una mejora del diferencial de 14 pb., sustentado en el negocio minorista.

Sin llegar aún a recoger la totalidad del efecto de la subida de los tipos de interés, el margen de clientes aumentó en el cuarto trimestre 13 p.b., hasta el 2,75%, con un coste financiero contenido. El margen bruto subió un 10,6%, el margen de explotación antes de saneamientos se incrementó un 23,2%, y el resultado de la actividad de explotación lo hizo en un 50,6%. La ratio de eficiencia -descontando el efecto del gravamen temporal a la banca- mejoró en un año en 7 puntos porcentuales (p.p.), hasta situarse en el 46,7%.

Los recursos de clientes minoristas totalizaron 88.825 millones de euros. La base de depósitos de la clientela destaca por su elevada granularidad y estabilidad, con un alto peso de particulares, que representan el 75% del volumen total. Los depósitos a plazo aumentaron el 72,4% en términos interanuales y el 16,8% en el trimestre.

Los recursos fuera de balance y los seguros se elevaron un 4,1% interanualmente, hasta alcanzar los 21.087 millones, con crecimientos del 15,4% en seguros de ahorro, del 1,4% en fondos de inversión y del 9,2% en otros patrimonios gestionados, compensados parcialmente por una caída del 1,9% en fondos de pensiones. El total de recursos administrados aumentó un 0,6% en el año, hasta situarse en 98.747 millones de euros.

Por su parte, el saldo de la inversión crediticia performing (no dudosa) finalizó el ejercicio 2023 en 48.325 millones de euros, en un contexto de contracción de la demanda de financiación, de aumento de las amortizaciones y cancelaciones anticipadas y de concentración de vencimientos de préstamos con aval del ICO. En este escenario, el saldo de la financiación hipotecaria de particulares se redujo el 1,7% en el trimestre (-4,7% en el año) hasta los 30.134 millones, si bien la financiación al consumo aumentó un 0,3% en el trimestre (0,5% interanual). En el año, se concedieron 7.022 millones de euros en nuevos préstamos y créditos, de los que 2.291 millones fueron hipotecas de particulares, manteniéndose la cuota de mercado en formalizaciones hipotecarias, en el 5,6% del total nacional, un porcentaje por encima de la cuota natural de Unicaja Banco.

Dentro del capítulo de gastos de explotación, destaca la reducción de los gastos de personal (-3,8%) que ha permitido mejorar la ratio de eficiencia en 7 p.p. en los últimos doce meses, hasta situarla en el 46,7% -descontando el impacto del gravamen a la banca-. Este descenso es resultado de la materialización de las sinergias derivadas de los planes de reestructuración llevados a cabo, confirmando a cierre del año la tendencia de periodos precedentes.

El volumen de activos improductivos (NPAs) aceleró su reducción, con un descenso interanual del 25,2%, tanto por la disminución del stock de adjudicados (del 31,6%), como de los activos dudosos (del 19,1%). La disminución de NPAs ha venido acompañada del refuerzo de elevados niveles de coberturas, que da continuidad a la tradicional política de prudencia seguida por Unicaja Banco.

La tasa de cobertura de activos improductivos mejoró en términos interanuales en 2,9 p.p., hasta el 68,2%, debido principalmente a la tasa de activos adjudicados, que se incrementó en 9,8 p.p. (hasta el 73,9%), mientras que la de activos dudosos finalizó el ejercicio en el 63,7%. La tasa de morosidad se redujo en 39 p.b. en el año hasta el 3,14%. El coste del riesgo continuó contenido en el cuarto trimestre, en 27 p.b. (29 p.b. en el año).

En cuanto a los indicadores de solvencia, la entidad mantiene su sólida posición. La ratio de capital de máxima calidad (CET 1) fully loaded se situó en el 14,7% (aumento del 1,7 p.p.) y la de CET 1 phased in en el 15%, superando en 6,7 p.p. los niveles de solvencia requeridos.

Esta significativa generación de capital ha llevado a la entidad a solicitar la autorización para la ejecución de un programa de recompra de acciones por un importe de hasta 100 millones de euros (con un máximo del 3,8% del capital). Asimismo, permitirá proponer a la Junta General de Accionistas el pago de un dividendo de 132 millones de euros.

Finalmente, cabe destacar el mantenimiento de un elevado nivel de liquidez, con unas ratios NSFR del 148,5% y LCR del 308%.

Balance

Base de depósitos estable, granular y con alto porcentaje de particulares
Los recursos administrados se situaron en 98.747 millones de euros, manteniendo una tendencia estable en el ejercicio (+0,6% respecto a diciembre de 2022). Unicaja Banco mantiene como fortaleza y ventaja competitiva una base de depósitos de la clientela muy estable y granular -correspondiendo un 75% del total a particulares-. Los depósitos a plazo se incrementaron un 16,8% en el trimestre y un 72,4% en los últimos doce meses.

Los recursos fuera de balance y seguros aumentaron un 4,1% interanual, con un crecimiento de los seguros de ahorro del 15,4%, y de otros patrimonios gestionados del 9,2%. El patrimonio acumulado de los fondos de inversión registró un aumento interanual del 1,4%, hasta 11.404 millones; en cambio, el de los fondos de pensiones se redujo el 1,9% hasta los 3.611 millones.

Los recursos de clientes minoristas aumentaron un 1,5% en el trimestre y se redujeron un 1,4% de forma interanual, en línea con la tendencia general en el sector, en un contexto de incremento de precios y de los tipos de interés, que han incentivado la amortización anticipada de préstamos. Las compras de Letras del Tesoro depositadas en el banco ascienden a 1.420 millones de euros en el año. De incorporarlas a la línea de recursos administrados de clientes minoristas, estos aumentarían un 0,2% en el ejercicio.

Por su parte, la inversión crediticia productiva (no dudosa) se situó en 48.325 millones, en un contexto macro de reducción de la demanda y de encarecimiento del crédito, derivado de los aspectos mencionados anteriormente, que ha propiciado un incremento de amortizaciones y cancelaciones anticipadas. A esto se suma una mayor concentración de vencimientos de préstamos con aval del ICO concedidos durante la pandemia. Todo ello, ha supuesto una disminución trimestral del saldo del 2,4% (-8,7% en el año).

El crédito hipotecario a particulares se redujo el 1,7% en el trimestre (4,7% en el año), si bien la financiación al consumo aumentó el 0,5% interanual. En el año, las nuevas formalizaciones de préstamos alcanzaron los 7.022 millones, de los que 2.291 millones corresponden a financiación hipotecaria de particulares, lo que supone el 33% del total. La cuota de mercado en nuevas formalizaciones hipotecarias se sitúa en el 5,6% del total nacional (según datos a noviembre de 2023, acumulados de los últimos 12 meses), por encima de la cuota natural de Unicaja Banco en el sector bancario español.
Mejora de la calidad del balance, con altas coberturas

Unicaja Banco mantuvo su tradicional política de gestión prudente del riesgo. En el cuarto trimestre, la ratio de morosidad se redujo en 25 p.b. hasta el 3,14%. El coste del riesgo continuó contenido, en 27 p.b. (29 p.b. en el año).

El volumen total de activos improductivos (NPAs) ha continuado y acelerado su senda de reducción, con una caída interanual del 25,2% (950 millones de euros). El saldo de créditos dudosos se redujo el 19,1% respecto de diciembre de 2022. Por su parte, la reducción interanual del stock de activos adjudicados inmobiliarios, en valor bruto, fue del 31,6%.
Al mismo tiempo, Unicaja Banco reforzó sus elevados niveles de cobertura, hasta el 63,7% para activos dudosos (2,9 p.p menos que en diciembre de 2022), hasta el 73,9% para adjudicados (9,8 p.p. más), y hasta el 68,2% (un aumento de 2,9 p.p.) para el total de NPAs (dudosos y adjudicados). Los NPAs netos se redujeron un 20,5% en el cuarto trimestre y un 31,3% en el año. A 31 de diciembre de 2023, el volumen de activos adjudicados mantiene un valor neto contable de 327 millones, que representa el 0,3% del balance del banco.

Cuenta de resultados

Crecimiento de todos los márgenes

Unicaja Banco registró en el conjunto del año un beneficio neto consolidado de 267 millones de euros (371 millones antes de impuestos), tras efectuar saneamientos por valor de 546 millones de euros. El resultado básico, principal indicador de rentabilidad del negocio típico, aumentó un 39,6% respecto del ejercicio anterior.

En 2023, el comportamiento de todos los márgenes fue positivo.

El margen de intereses se incrementó un 26,1%, situándose en 1.353 millones, sustentado en el negocio minorista, cuya contribución en el cuarto trimestre creció en 6 millones con respecto al tercer trimestre, por el reprecio de la cartera de crédito a tipo variable y los tipos más altos de la nueva producción. El margen de clientes (comercial), sin recoger aún en su totalidad el efecto de la subida de tipos de interés se elevó en 120 p.b., hasta el 2,75%.

Por su parte, los ingresos netos por comisiones registraron un incremento interanual del 1,6%, hasta alcanzar 533 millones, impulsados por la buena evolución de las actividades de seguros y de los fondos de inversión. Los ingresos netos por comisiones aportaron el 30% del margen bruto, que alcanzó 1.776 millones, con un aumento interanual del 10,6%.

Los gastos de administración han continuado reduciéndose, en un 0,4% en términos interanuales, con un descenso de los gastos de personal del 3,8%, consecuencia de la práctica finalización de los planes de reestructuración previstos.

La ratio de eficiencia -excluido el efecto del gravamen temporal a la banca- mejoró en términos interanuales en 7 p.p., situándose en el 46,7% (48,4% sin descontar ese efecto).

En consecuencia, el margen de explotación (antes de saneamientos) alcanzó 917 millones, un 23,2% más que en 2022. Los saneamientos de crédito se redujeron un 31,7%. El resultado de la actividad de explotación fue de 657 millones, un 50,6% más que el año anterior. Tras las mayores dotaciones de otras ganancias y pérdidas de explotación, el BAI mejoró hasta los 371 mill.€, un 13,5% superior al año anterior, excluido el efecto del gravamen temporal a la banca.

Solvencia y liquidez

Aumento del CET 1 fully loaded hasta el 14,7% y elevada posición de liquidez

Unicaja Banco mantiene unos elevados y sólidos niveles de solvencia . Al cierre del año alcanzaba un nivel de capital de máxima calidad phased in (CET 1 Common Equity Tier 1) del 15,0%, una ratio de capital nivel 1 del 16,8% y una ratio de capital total del 18,8%. Estas ratios superan con holgura los niveles requeridos a la entidad en 6,7 p.p. en CET 1 y de 6,1 p.p. en capital total.

En términos fully loaded, la entidad presentaba un nivel de CET 1 del 14,7%, una ratio de capital nivel 1 del 16,5% y una ratio de capital total del 18,5%. En los últimos doce meses, el CET 1 fully loaded ha aumentado 1,7 p.p., consecuencia de la reducción de los activos ponderados por riesgo (relacionada con las ventas de adjudicados), la menor exposición en renta variable y el desapalancamiento, principalmente, en el segmento de empresas.

Con base en esta significativa generación de capital, se ha procedido a solicitar autorización para una recompra de acciones de hasta 100 millones de euros (con un máximo del 3,8% del capital), y permitirá proponer el pago de un dividendo de 132 millones de euros.

La entidad mantiene una holgada y elevada posición de liquidez, reflejada en el indicador de financiación del crédito con depósitos minoristas (Loan to Deposit), que se situó en el 73,7%; en una ratio de liquidez a corto plazo (LCR), del 308%, y en la ratio de disponibilidad de recursos estables (NSFR), del 148,5%.
Negocio digital y actuación comercial

En el cuarto trimestre de 2023, se ha seguido ejecutando el Plan Digital, contemplado en el Plan Estratégico 2022-2024. Así, se ha finalizado con éxito la actualización de la Banca Digital, que incluye una mejora de la experiencia de usuario con un diseño renovado y centrado en una navegación intuitiva.

El impulso mantenido sobre el Plan Digital consolida la mejora alcanzada en las ratios de adopción, captación y ventas digitales. Al cierre del cuarto trimestre, el 64,4% de los clientes son digitales. Estos canales han permitido captar al 30% de los nuevos clientes y su contribución a la contratación de préstamos al consumo ha supuesto un 49,2% del total; en el caso de cuentas, un 21,9%, y en el de suscripciones en fondos de inversión/gestión delegada de carteras, un 27%.

Innovación

Durante el cuarto trimestre, Unicaja Banco ha seguido desarrollando su estrategia de innovación. En el marco de sus laboratorios de coinnovación, se ha lanzado una iniciativa para la creación de soluciones que combinan tecnologías de biometría de voz y asistentes virtuales, con el fin de seguir construyendo un modelo de banca que aporte la mayor seguridad a los clientes y facilite la inclusión y acceso a los servicios digitales por parte de los colectivos con mayor riesgo de exclusión financiera.

Actuaciones destacables en finanzas sostenibles

En materia de finanzas sostenibles, destacan las siguientes actuaciones llevadas a cabo en el cuarto trimestre del año:
i. Con el fin de seguir avanzando en el desarrollo sostenible, la entidad ha aprobado la política de exclusiones a la financiación por riesgos medioambientales y sociales.
ii. Dentro del desarrollo de la “Agenda de Negocio Sostenible”, se ha seguido ampliando la oferta actual de productos ESG, con la aprobación de nuevas hipotecas a tipo mixto (“Hipotecas Oxígeno”) que bonifican el tipo de interés de la financiación de bienes con alta eficiencia energética, o la ampliación del Préstamo Ecomovilidad, préstamo verde dirigido a particulares para financiar la adquisición de coches sostenibles, así como los puntos de recarga eléctrica.
iii. En materia de inclusión financiera, la entidad ha anunciado su decisión de retirar las comisiones a sus clientes por ciertas disposiciones de efectivo en el servicio de cajero móvil de la Diputación de Valladolid. Adicionalmente, ha incorporado a las oficinas de la red comercial con mayor volumen de clientes, la figura del gestor de digitalización (150 profesionales), mediante un acompañamiento adaptado al cliente que lo necesite, con el objetivo de que adquiera la confianza y las competencias necesarias para realizar operaciones en un entorno seguro.
iv. En educación financiera, en el marco del Proyecto Edufinet:
– Se ha puesto en marcha en Salamanca un nuevo Centro de Educación Financiera, en colaboración con la Fundación Caja Duero y Funcas.
– Se ha obtenido el primer premio en la categoría de Educación Financiera, en la sección de Mayores de 65 años de los Premios CECA de Obra Social y Educación Financiera 2022.
– Se ha celebrado el VI Congreso de Educación Financiera, con cerca de 500 inscritos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí