La formación política califica de “inaceptable e injustificable” la actitud del máximo representante provincial

En estos días donde muchos zamoranos en la diáspora y no pocos  turistas  procedentes  de  otras latitudes recalan en los pueblos y ciudades de la geografía zamorana, la Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha calificado como “vergonzante   que   el   señor   Francisco    Requejo,    máximo    representante provincial,  parezca  vivir  de  espaldas  a  la  realidad   y   no   exija   que   se   cumpla   el  derecho de  los ciudadanos  en  el  acceso  a  los  servicios sanitarios, desoyendo de este modo  lo recogido en el artículo 43 de la Constitución.»

Desde la agrupación púrpura dicen «estar estupefactos frente a  la  inacción  de  la  Diputación Provincial, ante una clamorosa vulneración en los derechos fundamentales de la ciudadanía por parte del gobierno de la Junta de Castilla y de León, al no cumplir ésta    última con su obligación en la prestación de los servicios sanitarios, pues además de los contagios por el Covid-19, siguen existiendo miles de pacientes con patologías crónicas o bien con cuadros puntuales de enfermedad, que si bien en muchos casos no requerirán de hospitalización, sí de una atención médica continuada y presencial por parte de atención primaria, y no sólo mediante atención telefónica»

«Nuestra provincia, el resto de León, así como las seis provincias castellanas de la autonomía, necesitan recobrar la normalidad cuanto antes, y especialmente en el acceso a los servicios públicos existentes antes de la pandemia, es más, debido a ella estos deben implementarse. Inasumible resulta que nuevamente nos dispensen desde la administración birregional de Castilla y de León, un trato que nos sitúa en el vagón de cola de todo el estado, e igualmente inaceptable es que desde la Diputación Zamorana sólo se preocupen por salir bien en las fotos cuando se acomete alguna mejora en nuestra maltrecha y olvidada red de carreteras. Sólo entendemos este comportamiento del señor Requejo y del resto de sus compañeros en la institución provincial, como una especie de genuflexión ante sus partidos, PP y CS’, los cuales gobiernan también la administración autonómica, lo cual habla bien a las claras de lo que les importan los ciudadanos que con sus votos les han dado sus cargos y salarios” concluyen desde UPL.