La consejera dice que hay una posición común entre todos as regiones para reducir la movilidad al máximo esos días

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha sido contundente este martes al posicionarse contra de las voces que hablan de tomar decisiones que permitan salvar la Semana Santa desde el punto de vista económico. “No estamos aquí para salvar la Semana Santa, estamos aquí para salvar vidas”, ha dicho.

Casado ha explicado que existe una “posición común” entre todos los consejeros de Sanidad en el Consejo Interterritorial encaminada a “reducir al máximo” la movilidad social para frenar el posible estallido de una cuarta ola.

La situación de plantas y unidades de cuidados intensivos no podrían permitirse un aumento descontrolado de contagios y enfermos graves. “Una cuarta ola probablemente no solo podría suponer un aumento de las muertes por Covid 19, sino también un aumento de las muertes por enfermedades por no Covid debido al colapso sanitario”, ha asegurado.