Los de Saulo Hernández se impusieron por 67 a 84 y ya son el mejor visitante de la historia de la división

El CB Zamora se impuso este Sábado Santo a Juventud Alcalá en otro buen partido de los de Saulo Hernández. El conjunto zamorano se volvió a mostrar de nuevo como un equipo arrollador, letal en ataque y sólido en defensa. Fruto de ese buen juego llegó un marcador final, 67 a 84, que pudo ser más amplío si al final del partido el conjunto zamorano hubiera querido hacer sangre con los locales.

En realidad, fueron los diez primeros minutos los que marcaron el devenir del partido. El parcial de 8 a 28 a favor del CB Zamora dejó bien a las claras que sobre la cancha de la pista madrileña había un gran equipo dispuesto a enlazar otra victoria más, la que le convierte en el mejor visitante de la historia de la división.

Aunque Alcalá mejoró un poco sus prestaciones en el segundo cuarto, lo cierto es que nunca dio la impresión de ser capaz de hacer peligrar el triunfo visitante. La segunda parte el CB Zamora volvió a manejar las distancias en el marcador, llevando el ritmo del juego y manejándose con soltura tanto en ataque como en defensa.

Solo algunos triples de Alcalá al final del partido consiguieron hacer que la distancia bajará de la barrera psicológica de los diez puntos, circunstancia que los visitantes solventaron tirando de oficio y volviendo a restablecer distancias por encima de 15 rápidamente.

Los minutos finales fueron de relativa tranquilidad, con un Alcalá que nunca bajó los brazos aunque siempre consciente de la dificultad de la empresa.

Powell con 21 puntos, Paukste con 12 t Buckingham con 10 fueron los mejores en ataque para un CB Zamora, que fue, con 22 a 37,  claro dominador del rebote un partido más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí