Las de Vasconcelos se impusieron al conjunto valenciano en un partido lleno de imprecisiones

Una victoria más para el Recoletas Zamarat. Esta vez, las naranjas se han impuesto a La Corda Paterna en el pabellón Angel Nieto por 71 a 60 en un partido marcado por las continuas imprecisiones de ambos equipos.

El encuentro ha estado marcado por la igualdad. Hasta el último cuarto, ambos equipos han empatado casi a juego, a puntos y a errores. El 55 a 51 con el que se plantaron ambos conjuntos en los diez minutos finales habla de lo igualado de un partido en el que Zamarat a falta de calidad puso un gran espíritu de lucha.

El último cuarto Zamarat se sobrepuso a los errores anteriores para aprovechar que Paterna seguía fallando tiros y pases a discreción. Aunque las visitantes lograron reducir distancias y por momentos parecía que podrían poner en peligro la victoria local, lo cierto es que las valencianas jugaron unos minutos finales horribles que las condenaron a la derrota.

Por parte de las naranjas, Ezeigbo volvió a mostrarse como el mejor recurso del equipo zamorano en ataque. Sus 23 puntos la convirtieron en la mejor de un partido del que todos podremos olvidarnos rápidamente.