Tras la reunión con la Asociación de Ayuda a la Dependencia y Enfermedades Raras de Castilla y León

Jesús García-Conde, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León junto al Diputado Nacional Pablo Sáez han mantenido un encuentro con la Asociación de Ayuda a la Dependencia y Enfermedades Raras, siendo el principal tema a tratar la vuelta a las aulas de los menores con discapacidad, motivo por el cual el Procurador ha enviado una misiva a la Consejera de Educación solicitando medidas concretas para garantizar una vuelta a las aulas segura.

En la misiva, ha recordado la complicada situación que ha supuesto el confinamiento para alumnos, profesores y padres sobre todo de aquellos que sufren algún tipo de discapacidad tanto física como psíquica, para los que la enseñanza online ha resultado muy complicada.»De la misma manera y desde el inicio de la pandemia los alumnos con terapias de psicomotricidad en los centros han tenido que ser privados de las mismas obligatoriamente, y ese tipo de terapias son fundamentales para el desarrollo de la movilidad”, ha dicho.

Del mismo modo y tal y como ha manifestado la Asociación, “estos niños con mayor grado de vulnerabilidad y que se han sentido olvidados durante estos meses, precisan de protocolos claros de actuación ante el inminente comienzo del nuevo curso escolar y requieren de apoyos específicos para preservar su salud y la de su entorno, ya que puede suponer para ellos un riesgo para su vida”.

Para finalizar el procurador ha lamentado que en el texto donde  la Junta de Castilla y León adoptó el Acuerdo 29/2020, de 19 de junio, por el que se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, en la Comunidad de Castilla y León, no se hizo ni una sola mención al colectivo de alumnos con discapacidad por lo que considera que un colectivo tan vulnerable “debe ser por fin escuchado y atendido en la elaboración del protocolo para la vuelta a las aulas con seguridad, y más cuando estamos a pocos días de que comience el curso escolar, rogando encarecidamente que desde la Consejería se escuche a dicho colectivo y se tenga en cuenta a la hora de elaborar los nuevos protocolos”.