El club naranja sondea el mercado en busca de jugadoras con las que reforzar una plantilla muy justa de efectivos

El Recoletas Zamora buscará este sábado, en el Angel Nieto y ante su afición, resarcirse de la derrota ante Joventut, equipo ante el que las naranjas volvieron a demostrar que los últimos minutos no son precisamente su fuerte.

El club gallego está experimentando una clara mejoría en los últimos partidos, lo que no será un rival sencillo para las naranjas, que tendrán que mostrarse más regulares en su juego para lograr algo positivo. El Celta, ha explicado este jueves el entrenador naranja, Jacinto Carbajal, aúna “juventud con veteranía”, y tiene además “unos buenos minutos finales”, circunstancia está con la que tendrá que estar especialmente atento el conjunto zamorano.

Respecto a la moral del equipo tras la derrota con Joventut, Carbajal ha señalado que el equipo es consciente de sus fallos y está preparado para luchar una temporada que afrontan como “una carrera de fondo”. Lo importante, ha dicho, es «ir creciendo poco a poco» y lograr ese «saber estar» que impida cosechar derrotas en partido que se pierden sin saber muy bien ni porqué ni cómo.

Aunque el equipo está centrado en conseguir el exprimir al máximo las cualidades de las diez jugadoras de la primera plantilla, Carbajal reconoció que en muchas ocasiones la falta de efectivos provocada por las lesiones hace que hasta los entrenamientos se vean perjudicados. Esta circunstancia hace que el club siga sondeando el mercado para tratar de reforzar una plantilla donde todavía hay dos fichas libres. «En cualquier momento» podría llegar un refuerzo, aunque no se busca reforzar una posición concreta.