Las obras, en plena época estival, están produciendo graves pérdidas para los empresarios y la hostelería de la comarca de Tábara

La Asociación para el Desarrollo Zamora10 se suma a la denuncia que han lanzado los hosteleros y alcaldes de la comarca de Tábara ante las obras que se están llevando a cabo en la N-631 en plena época estival, con el mayor repunte turístico en la zona.

Las actuaciones, que implican un corte desde el Puente de la Estrella hasta Pozuelo de Tábara, se realizan bajo una técnica novedosa y experimental que únicamente se puede efectuar con temperaturas cálidas, precisamente, en los meses de mayor repercusión económica en nuestra provincia.

Esta situación está sumiendo a los negocios en la crispación ante las grandes pérdidas económicas y lamentan la falta de sensibilidad que está avocando a la zona al aislamiento. Además, subrayan tanto los autónomos como los alcaldes tabareses, la falta de continuidad en los trabajos, en una carretera nacional que soporta el tráfico de miles de vehículos y que se incrementa considerablemente en verano.

Por su parte, la Unidad de Carreteras apunta que las actuaciones van a buen ritmo y que concluirán previsiblemente a finales de agosto. No obstante, el avance de la obra, desde Tábara hasta Rionegro del Puente, pone en alerta a los vecinos y comerciantes de este nuevo tramo y temen que se repita lo mismo.

Los empresarios, profesionales y expertos que integran Zamora10, conscientes de la necesidad de realizar mejoras en nuestras infraestructuras, solicitan sensibilidad con nuestro territorio porque esta provincia no puede permitirse experimentos y mucho menos en la época de mayor crecimiento económico para la hostelería y los negocios de la zona.