El concejal de Turismo mantiene un encuentro con 10 touroperadores de Baviera que organizan viajes por todo el mundo para conocer monumentos religiosos

Fruto de los contactos que se realizaron en la Feria ITB de Berlín, que se celebró el pasado mes de marzo, Zamora ya está en la lista de lo que se denomina el turismo de “peregrinación”, viajes que se organizan para recorrer los monumentos religiosos que se conservan.

En este marco, se encuadra la reunión que mantuvo ayer en la sala de Comisiones del Ayuntamiento el concejal de Turismo, Christoph Strieder, con 10 touroperadores de Baviera (Alemania) para promocionar una ruta por Zamora y su provincia, con un itinerario que permite recorrer la historia de la arquitectura religiosa desde la Edad Media hasta el Gótico.

Con esa premisa, y tras acercarse ayer al románico de Toro, los operadores turísticos, todos representantes de comunidades religiosas de Baviera, dedicarán la mañana de hoy a conocer la catedral y las iglesias de San Claudio de Olivares, Santa María la Nueva, Santa María Magdalena, San Juan, Santiago del Burgo, San Pedro y San Ildefonso y San Isidoro.

Tras un almuerzo visitarán el templo visigodo de San Pedro de la Nave y, ya mañana, viajarán hasta León para descubrir el arte mozárabe que guarda el monasterio de San Miguel de la Escalada para concluir el “camino” en Asturias y su arte románico-astur. “Se trata de una propuesta diferente al Camino de Santiago y de poner en valor el románico en un contexto religioso”, señaló Strieder, uno de los promotores de este viaje de “familiarización”, que cuenta con el patrocinio de la oficina de TureEspaña en Munich, la Fundación Siglo de la Junta de Castilla y León y el Patronato de Turismo.

La propuesta de incluir a Zamora en esta ruta nacional de arte religioso parte de la Feria ITB que se celebró en Berlín en marzo. En aquel certamen, el concejal de Turismo mantuvo un encuentro con uno de los touroperadores alemanes que organiza viajes de peregrinación por todo el mundo y sugirió poner en marcha una ruta que incluyera Zamora, provincia que reúne arte religioso desde la Edad Media hasta el gótico. “El turismo espiritual o religioso es un nicho de mercado que puede ser muy interesante para nosotros”, resaltó Strieder, que recordó que los viajeros procedentes de Alemania son los terceros que más visitan España, por detrás de británicos y franceses, pero son los que más” gastan”.

El turista alemán, como quedó patente en la Feria de Berlín, está dispuesto a desembolsar más dinero para conocer provincias que ofrezcan patrimonio, pero también un “entorno tranquilo, sano, con un alto grado de biodiversidad y un uso sostenible de los recursos naturales”, concluyó el responsable de Turismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí