Varios grupos de teatro zamoranos han dado color a la representación de los hechos del asedio que tuvo lugar en 1072

Óscar González Turiño

La mañana del sábado ha tenido lugar en el Campo de la Verdad de Zamora la recreación de las justas en las que se batieron el temible caballero Diego Ordoñez y los hijos del noble Arias Gonzalo. Esta representación conmemora los 950 años del Cerco, uno de los hechos más relevantes de la ciudad, en el que el rey Sancho sometió a Zamora a un asedio que duraría siete meses y seis días. Este famoso acontecimiento dio lugar al refrán “Zamora no se ganó en una hora”.

Un gran número de personas ha acudido para presenciar el espectacular duelo a caballo, en el que se han llevado a cabo diversas pruebas para demostrar la valía de los jinetes, así como su dominio de las armas. La representación ha estado dirigida por un juglar, quien ha ido narrando los hechos, a la vez que animaba al público a participar, abucheando o aplaudiendo a los distintos combatientes.

Los presentes también han tenido la oportunidad de poder visitar el campamento militar representado por parte de los grupos de teatro amateur de la ciudad, teniendo especial protagonismo la salida de los zamoranos contra el asentamiento enemigo de Sancho II, que se encontraba a escasos metros de la iglesia de Santiago de los Caballeros.