Miles de personas recorren el centro de la ciudad y se concentran frente a la delegación territorial de la Junta

Miles de personas han reclamado este sábado en la calle una “sanidad digna” capaz de atender las necesidades de los ciudadanos, especialmente de aquellos que viven en el medio rural. Una buena respuesta de los vecinos, según la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, convocante de la reivindicación, que demuestra “que la gente está harta y también muy preocupada”.

A las doce de la mañana salió de la plaza de Viriato una manifestación que recorrió la calle Santa Clara para llegar hasta la plaza de la Marina, donde los manifestantes se concentraron frente a la delegación territorial de la Junta, la administración a la que dirigieron sus reclamaciones.

Entre los manifestantes, representantes de las distintas plataformas sanitarias que se ha ido creando en la provincia de Zamora en los últimos meses y vecinos de las zonas afectadas: Tábara, Sayago, Litos, Monumenta, la zona básica de salud del Tera, Aliste, Toro, Benavente, Pozoantiguo, Fermoselle y Villalpando, entre otros muchos, se han hecho visibles con pancartas y coreando consignas a lo largo de toda la manifestación.

“La telemedicina no es la solución”; “Más personal sanitario para una sanidad digna en el medio rural, es un derecho y una necesidad”; “Una atención continuada y permanente”; “Por la dignidad de la sanidad rural, soluciones sin recortes ya”; “Cierran hospitales públicos y subvencionan hospitales privados ¿quién gana?”; “Desde Valladolid juegan con nuestra sanidad”; “Tu salud está en peligro, recortan las manos  que te cuidan” o “Zamora, atención primaria abandonada” son algunas de la pancartas que se han visto en la manifestación por la sanidad.

Frente a la delegación de la Junta, el portavoz de la Mesa por la Sanidad, Jerónimo Cantuche, leyó un comunicado en el que manifestó su incredulidad  ante las promesas de la Consejería de Sanidad de dotar de nuevos profesionales a los centros de salud. “No van a crear ninguna plaza de médico de familia, ¿cómo lo van a hacer si en estos momentos no están cubriendo las 40 plazas que están vacantes?”, dijo y añadió que “los que tienen que dar respuesta a ese trabajo que no se hace es el resto de los profesionales”.

A través del comunicado, los manifestantes reclamaron que haya una dotación mínima de un médico y una enfermera de forma presencial en los centros de guardia.

De la misma forma,  el comunicado puso de relieve la ineficacia del sistema de cita previa debido a la deficiencia de los sistemas de comunicación en los pueblos.

Micrófono en mano, Cantuche relató que hay 185 pueblos en la provincia de Zamora con menos de 55 habitantes y “todos quedarán sin atención presencial en sus consultorios”. Más del 55% de los pueblos de Aliste, Carballeda, Sanabria y la Alta Sanabria no van a tener atención presencial en sus consultorios y el 37% de los pacientes de la Alta Sanabria y el 27% de Sanabria se tendrán que desplazar a otro pueblo para la consulta. “¿Desconocen esto o les damos lo mismo?”.

Jerónimo Cantuche reclamó que la dispersión que tiene la provincia