Ya que “el entorno empieza a sufrir problemas de olores e insalubridad”

El portavoz de Zamora Sí en el Ayuntamiento de la capital trasladará a la comisión de Obras, presidida por Pablo Novo, las reiteradas quejas de los vecinos de Puerta Nueva, que “ante el cambio de ubicación de los contenedores de la recogida de basura del entorno de los números 3 y 38, empiezan a sufrir problemas de olores y de insalubridad, ya que han comenzado a aparecer bolsas con residuos cerca de las viviendas”.

Se trata de una zona con población de avanzada edad, que están teniendo también problemas de movilidad y a los que les cuesta, en muchos casos, llevar sus basuras hasta la ubicación actual de los contenedores, alejada de sus viviendas, y “ahora a mayores empiezan a ver como se acumulan bolsas de basura cerca de sus casas”, asegura Tomé.

La situación es un problema añadido tras el corte del paso inferior de Puerta Nueva por problemas de seguridad, al que lleva sin darse una solución desde el pasado 3 de marzo, “y a que a las puertas de la Semana Santa sigue en la misma situación”.

Los concejales de Zamora Sí, Eloy Tomé y Rocío Ferrero, ya se hicieron eco hace unos días además de los problemas que están sufriendo los vecinos del barrio para poder hacer uso del autobús urbano.

Concretamente, de la línea 3 cuya parada provisional se anuncia en la avenida del Mengue, esquina con Ronda de Puerta Nueva y, sin embargo, no se encuentra señalizada, ante la confusión de sus usuarios, que no saben dónde deben esperar para coger ese autobús, explica el portavoz municipal de Zamora Sí, Eloy Tomé.

“La Concejalía de David Gago, en este caso, no está siendo capaz ni de realizar una señalización sencilla, que evite problemas a los vecinos de Puerta Nueva, que ya llevan semanas quejándose por esta situación”, asegura Tomé.

Por estos motivos, desde Zamora Sí, se espera que el concejal del área ofrezca en la comisión de mañana una respuesta a los vecinos de este barrio, así como unas previsiones reales para el inicio de las obras de consolidación del puente, tras el desprendimiento de parte de los paneles de hormigón que están adosados a la estructura.

“Todos entendemos los problemas de seguridad, pero lo que no es entendible es que no se estén comenzando con ningún trabajo para poder solucionar la situación, máxime cuando en pocos días se incrementará el número de vehículos que transitarán por la zona, así como de población con el inicio de la Semana Santa”, indica Eloy Tomé.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí