Una marcha con más de 50.000 personas por las calles de Valladolid ha dejado claro que tanto a los castellanoleoneses como a las zamoranos ‘les duele’ la Sanidad Pública y el maltrato que por parte de la Administración Regional está sufriendo este servicio.

Entre los manifestantes en Valladolid estaban los zamoranos que esta mañana han viajado a la capital de la comunidad en los diez autobuses fletados desde Zamora, Toro y Benavente.

Entre los manifestantes estaban desde los integrantes del Movimiento por la sanidad Pública y varias comarcas, hasta el alcalde de la capital, Francisco Guarido, pasando por el secretario provincial del PSOE, Antidio Fagúndez.

Todos han reclamado a la Junta una mejora en la prestación del servicio y, sobre todo, que se dote a la Sanidad Pública con dos fondos y los medios necesarios como para prestar un servicio de calidad.

Los manifestantes han marchado para protestar por las listas de espera, la falta de medios, los recortes presupuestarios y la escasez de profesionales. Han reclamado además que se mejore la sanidad rural, que está sufriendo de una forma más acusada los recortes de la Junta.