Bermillo de Sayago ha sido este viernes escenario de un emotivo homenaje a la Guadia Civil. El descubrimiento de un aplaca y una conferencia han servido para reconocer el trabajo desempeñado por la Benemérita en todo el país y muy especialmente para recordar la operación antiterrorista que culminó en el pueblos sayagués con la detención de una furgoneta cargada de explosivos conducida por el terrorista Garikoitz García Arrieta.

Una placa en el edificio de la delegación que el Ministerio de Trabajo tiene en el pueblo, en el punto exacto donde tuvo lugar la detención del comando etarra, recuerda desde hoy la intervención de los Guardias Civiles.

Este golpe fue clave para descubrir la intención de ETA de establecer su base de operaciones en Portugal, algo que el ex ministro Rubalcaba dijo en su momento «habría dado muchos quebraderos de cabeza a las fuerzas de seguridad españolas». Para Lorenzo Ferrero, esto solo fue «una etapa en el trabajo que tuvieron que desarrollar en la lucha contra el terrorismo y que cualquier tipo de homenaje se queda corto para reconocer el trabajo que se realizó en esa dura etapa de la historia de España».