Una decena de naturalistas procedentes de toda España (Murcia, Lérida, Madrid, Segovia o Guadalajara), han participado recientemente en las XIX Jornadas sobre el lobo organizadas por Llobu en la Sierra de la Culebra y Sanabria.

Durante cuatro jornadas los participantes han conocido los valores naturales de este territorio; han observado su fauna (lobo, ciervo, corzo, jabalí, zorro, rapaces y aves forestales), han visitado la ganadería de Alberto Fernández en Santa Colomba de Sanabria (que maneja 1200 ovejas con 12 mastines y no sufre ataques de los lobos) y han visitado el Cortello de Lubián, una estructura trampa empleada para capturar lobos hasta mediados del siglo XX.

Además han realizado varios talleres e itinerarios y han asistido a varias charlas sobre el lobo en Villardeciervos.

El lobo vivo supone un motor económico muy importante para algunas localidades de la Sierra de la Culebra (epicentro del turismo lobero de toda la Unión Europea). Localidades como Figueruela de Arriba, San Pedro o Villardeciervos, reciben cada año la visita de centenares de personas interesadas en el lobo que contribuyen al desarrollo rural, de la hostelería y de los alojamientos locales. Además, el impacto económico derivado del turismo lobero supone en la Sierra de la Culebra valores económicos mucho más altos que los generados por la caza de este depredador.