El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores de Zamora asegura que su organización “ha encabezado la defensa de la explotación familiar agraria profesional” por su potencial para frenar la despoblación rural

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores de Zamora, Aurelio González hace en esta entrevista concedida a ZAMORA 3.0 un repaso por la situación del sector y analiza los principales problemas a los que se enfrentan los profesionales del campo de la provincia

P.- ¿Son estas semanas claves para el futuro de los agricultores y ganaderos zamoranos porque se está negociando por dónde irá la PAC en los próximos años?

R.- Efectivamente. Una vez alcanzado el acuerdo comunitario sobre los reglamentos de la nueva PAC que entrará en vigor el 1 de enero de 2023, ha llegado el momento de que cada estado miembro haga su propio desarrollo de la norma, adaptado a los intereses del país aunque en el caso de España será muy completo poner de acuerdo a 17 autonomías con realidades muy diferentes. Ahora mismo las dudas son muy grandes. Esperamos que la reforma tenga un criterio social, no solo medioambiental. Nos preocupa mucho qué vamos a hacer con los derechos si no se pone otro mecanismo para controlar la superficie, ahí tiene que seguir existiendo una serie de derechos pero actualizados por cuantías y perceptores. Necesitamos que Junta y Ministerio vayan por el mismo camino.

P.- Ustedes son fervientes defensores de que la agricultura familia sea la bandera de esta nueva reforma agraria. ¿Por qué?

R.- UPA es la organización agraria que mejor representa a la agricultura y ganadería familiar, que es el modelo mayoritario aquí en Zamora.  Hemos sido la organización profesional agraria de Castilla y León que hemos encabezado la defensa de la explotación familiar agraria profesional como la apuesta que debe hacer la comunidad autónoma porque es la que puede mantener nuestros pueblos con vida, la que genera economía, la que cuida del entorno natural y la que más puede hacer contra el despoblamiento frente al modelo economicista de macroexplotaciones. UPA tiene claro que lo primero que tiene que proteger un país es la producción de alimentos para sus ciudadanos y por eso nos preocupan las políticas que no vengan por ese camino y que al contrario pidan producir menos para acabar comprando más fuera.

P.- El mejor ejemplo de lo que usted acaba de contar es lo que está pasando con el  sector lácteo con cada vez menos explotaciones y más dependencia exterior. ¿Qué soluciones plantea UPA?

R.- La situación es límite para los productores  por la presión de unos precios por litro de leche en origen que ni siquiera cubren los costes de producción. Reclamamos precios justos que garanticen la viabilidad de las explotaciones de vacuno de leche de Castilla y León además de exigir el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria. En pleno debate de los repartos de la PAC reclamamos actuaciones urgentes que favorezcan los ingresos rentables y dignos de los ganaderos de leche. No puede ser que la leche sea un producto al que las industrias y la distribución banalicen y deberían valorar más lo que hace el sector productor porque como sigamos por este camino en pocos años no quedarán ni cuatro explotaciones lácteas.

P.- Los precios que perciben los agricultores y ganaderos en algunos casos son los mismos que hace 30 años ¿Esto cómo es posible?

R.- Es impresentable lo que pasa en este sector. Es indecente que nos marquen los precios de los insumos y que además nos impongan los precios a los que tenemos que vender nuestros productos. UPA lleva tiempo reclamando que las leyes y todos los agentes de la cadena agroalimentaria respeten al primer eslabón y permitan que los productores perciban un precio justo por su trabajo. En el último año y medio de pandemia ha quedado de sobra demostrado el papel esencial que desempeña el campo, ahora lo esencial es que se reconozca y se respete nuestro trabajo y se pague un precio justo por lo que hacemos. No tiene sentido que se nos castigue de este modo y que se permite especular con los precios agroalimentarios arruinando al primer eslabón de la cadena.

P.- ¿Qué está ocurriendo con los lobos en Zamora?

R.- En Zamora tenemos una situación compleja: al norte del Duero los ataques no se denuncian porque un día desaparece una oveja, otro día un ternero, y no aparecen los restos…; y al sur del Duero los lobos se han asentado de tal manera que atacan con más frecuencia. Las manadas de lobos hacen lobadas que tradicionalmente causan daños muy graves a los ganaderos, porque no solo son los animales que matan sino los daños que provocan después. Es insostenible la situación actual, mientras los ecologistas de moqueta y de ciudad siguen reclamando más protección y más expansión descontrolada de ejemplares. ¡ Es inaudito que sigan con su táctica de querer acabar con la ganadería  extensiva sin tener en cuenta las consecuencias que eso tendría para la sociedad!

P.- UPA lleva solicitando desde hace tiempo que se actúe porque quién está en peligro de extinción es el ganadero…

R.- Algo se está haciendo rematadamente mal porque hemos pasado de tener pocos lobos a tener más de 2.000 en toda la Comunidad. En Castilla y León se les ha ido el problema de las manos y ahora el que está en peligro de extinción es el propio ganadero El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) no sabe el problema en el que se está metiendo. Los grupos de ecologistas están impidiendo a las Comunidades Autónomas hacer controles. Tenemos un problema muy serio y la ministra pretende igualar la situación de las islas Canarias a la de Castilla y León, cuando en esta región se producen siete ataques diarios de media.

P.- El cambio climático es un problema serio a abordar por la sociedad en su conjunto. ¿El sector agrario es uno de los más afectados?

R.- Los agricultores y ganaderos somos los primeros afectados por el cambio climático, y somos los que más hacemos por mantener el medio ambiente. Hasta que se creó la Consejería de Medio Ambiente ya había unos señores viviendo en el pueblo cuidando los árboles, el medio ambiente, los bosques, los montes, haciendo limpiezas y desbroces. Si tenemos medio ambiente que cuidar es porque alguien lo ha hecho hasta ahora. Y no podemos obviar algo: El sector agrícola produce el 11,5 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono de España, mientras que existe una industria energética «que ella sola genera el 14 por ciento.. y sobre todo: somos el único sector que transforma CO2, y por ejemplo una sola hectárea de remolacha fija más CO2 que la misma superficie de bosque mediterráneo. En mis viajes a Madrid yo veo coches y una boina de contaminación, y cuando voy por los montes de Aliste veo ovejas y vacas, y nunca boina de contaminación.

P.- Aurelio González compagina la secretaría general de UPA Zamora con la de UPA Castilla y León a la vez que es miembro de la Ejecutiva Federal de UPA. ¿Mucha responsabilidad y trabajo?

R.- Es un orgullo ser parte de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). Representamos un modelo de agricultura y ganadería familiar del que la sociedad española debe mostrarse orgullosa por su papel imprescindible como productora de alimentos básicos. Los agricultores y ganaderos somos imprescindibles y damos muestra de ello a diario. El secreto de UPA es que lo conforman personas que sin duda son el mejor equipo profesional con vocación de servicio que hay en la provincia, en la región y en el conjunto del país. Sin duda, los agricultores y ganaderos pueden estar de enhorabuena al tener una organización como UPA, que combina los servicios técnicos con los logros sindicales.

p.- Hablando de servicios… UPA siempre se ha caracterizado por responder a las necesidades del sector agroganadero zamorano.

R.- Ofrecemos a nuestros afiliados un amplio y competente equipo de profesionales. Día a día prestamos los mejores servicios técnicos a los agricultores y ganaderos. El secreto está en que tenemos gente joven, ilusionada, con amplia formación y un profundo conocimiento del sector, lo que hacen que la UPA de Zamora  sea sin duda la organización que más y mejores servicios presta (de sectores, de producción, acuerdos interprofesionales, relaciones con la Administración, seguros generales, asesoría fiscal y contable, seguros agrarios, planes de mejora, nuevas incorporaciones, cursos especializados, seguridad social y pensiones, revistas, boletines informativos…etc).