Esta es la cuarta aplicación que se efectúa este año 2020 para intentar reducir los accidentes provocados por la irrupción de animales salvajes en la carretera

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha llevado a cabo una serie de actuaciones en la carretera ZA-912 para la reducción de los accidentes ocasionados por animales salvajes en libertad. Durante el año pasado se produjeron 41 accidentes ocasionados por la irrupción de animales de salvajes en la vía, mientras que en el año 2018 tuvieron lugar 39. Por ese motivo, se ha procedido a la aplicación de un tratamiento de olor con feromonas de lobo. La actuación durante 2020 consiste en cuatro aplicaciones al año y durante esta semana se ha realizado la cuarta de ellas.

La delegada territorial, Clara San Damián, durante su visita a la carretera ha destacado la labor que se está llevando a cabo desde el Servicio Territorial de Fomento. “Estas actuaciones son de gran importancia porque no solo reducen la siniestralidad, sino que también mejoran y aumentan la seguridad de los ciudadanos. Asimismo, desde la Junta de Castilla y León se está trabajando con el objetivo de ofrecer una Red Autonómica de Carreteras segura a través de los trabajos en las diferentes vías de la provincia”.

Los técnicos han esparcido el repelente en toda la carretera, salvo en las zonas de paso para evitar el acceso de la fauna. Asimismo, se ha incorporado atrayente en tres tramos concretos con buena visibilidad con el objetivo de favorecer el tránsito de la fauna por estos lugares, concretamente en torno a los puntos kilométricos 11, 23 y 30. El producto se ha pulverizado en los márgenes de la carretera y para favorecer un mayor tiempo de permanencia se incluye en la mezcla una resina que aumenta la resistencia a los agentes meteorológicos.

Tras las tres aplicaciones efectuadas, los datos de siniestralidad obtenidos en este año hasta el 28 de septiembre, fecha en la que tuvo lugar el último accidente, es de 18. A falta de un estudio significativo que tenga en cuenta la reducción del tráfico durante la pandemia, se ha producido una reducción del 56% de la siniestralidad ocasionada por la irrupción de animales en libertad. Como actuación complementaria se ha realizado un despeje de vegetación con bulldozer, entre los kilómetros 11 y 20.

Finalmente, señalar que la Junta de Castilla y León también ha llevado a cabo otras actuaciones de mejora en las carreteras de la provincia de Zamora, concretamente en la carretera de Porto de Sanabria (ZA 101 y 102), el cambio de la señalización vertical en la ZA-902 de Tábara a Fonfría, en la ZA-504 de Villamayor de Campos al LP de Valladolid por Castroverde y en la de Venialbo (ZA-610).